martes, 4 de diciembre de 2012


Nos he perdido. Nos he perdido y no nos encuentro. Voy a hacer memoria, ¿Dónde nos habría usado por última vez?
Miraré bien. Entre los calcetines desparejados del cajón. En el interior de las tazas del desayuno.  Entre mis sábanas. En tus lágrimas. O en las mías. Quizá estemos paseando entre las gomas del pelo que desaparecen sin dejar huella. O rodando entre las páginas de los libros que nunca leo. Tal vez, estemos debajo de las monedas oxidadas del cenicero. O junto a ese abrigo que no me pongo, cogiendo polvo en el fondo del armario.
Nos he perdido. Y no tengo ni la más remota idea de por dónde empezar. Voy a comenzar a buscarte. Pero no para encontrarte, sino para perderme contigo.

G. 

3 comentarios:

  1. Con palabras así es como yo muero de amor. Perderse es, a veces, la mejor manera de encontrarse.

    ResponderEliminar
  2. Para que vivir sin él, pudiendo morir entre sus brazos

    ResponderEliminar