lunes, 19 de noviembre de 2012


Sirenas desfilan en celestial danza. Sincronizadas. Comparten un secreto entre su pelo y mi fantasía. Escucho atenta. Intento desenredar la intriga. Corean a susurros. A una sola voz, mientras ondean en sutil ceremonia. Presumiendo de mi ignorancia. Me acerco para reprochar su altanería. Me rodean en un alarde de amenaza y me devuelven a tierra firme. Una y otra vez. Una y otra vez. Ceso en mi empeño. Mejor, me dedicaré a admirarlas desde la cama. 
Pregúntale tú, igual a ti te responden.

G. 

1 comentario:

  1. ¿Y qué les pregunto? ¿Y si no quiero saber la respuesta?

    ResponderEliminar